question markJusto hoy que me comentaban que si el multinivel por internet es a largo plazo (?) firmaba dos nuevas personas en el mismo día, perdón, tres contando a Jesús, que firmó pronto en la mañana (¡me olvidaba!).

Lo más gracioso que una de ellas, Juan, yo no recordaba quién era él.

Sé que está feo decirlo, pero he creido que valía la pena contar la experiencia.

Han sido tan trabajosos estos dos últimos meses, y he hablado con tantas personas que cuando hablé con Juan, de México, yo pensaba que era un oficinista del DF, pero no, se trataba de otra persona, un Juan, que es comerciante, y es de Querétaro.

Entonces me quedé pensando, ¿y quién es este Juan de Querétaro? ¡No recuerdo haber hablado con él!

¿Y me recordaba él a mi? ¡Por supuesto! Sus palabras fueron:

¡Qué tal Javier! ¡Ya estoy listo para firmar! ¿Cuánto me dijiste que valía el kit?… ¡Ah! Ok, pues ¿cómo hacemos para comenzar?

(Observa el detalle: ¡en marketing de atracción el cierre lo hace el nuevo afiliado!)

Bueno… seguí adelante con el proceso, por supuesto, pero no sabía con quién estaba hablando, no recordaba, de hecho, todavía no sé quién es…

Estas son las experiencias que me recuerdan que estamos en el buen camino y en el momento adecuado.

Cuando los negocios te desbordan es buena señal…

¿Qué es lo que he aprendido hoy?

He sacado dos conclusiones:

1. Esto cada dia se pone mejor

2. Tengo que tomar pastillas para la memoria…

(Nota: Los nombres y los lugares de los protagonistas de esta historia son ficticios para que nadie se sienta mal, pero los hechos son reales)

Articulos relacionados: