javier-sierra-multinivel-jardinEsta tarde estaba con mi computadora trabajando arduamente en el jardín de mi casa (ver foto), y no pude evitar recordar los viejos tiempos del multinivel tradicional.

¡Aquello sí que era trabajar a gusto! No como ahora con el internet, que te exige grandes sacrificios…

Para comenzar, ahora, como puedo sacar el portátil al jardín, pues el caprichito hace que me dé demasiado el sol, me coman los mosquitos y me duela la espalda de estar mal acostado ¡qué fastidio!

Sin contar con que a cada rato mi mujer me está interumpiendo preguntándome que si quiero algo para beber o cosas por el estilo…

Luego te llegan varios mensajes al día de algunos productos que se han vendido en mi web de forma totalmente automática. ¡Otro fastidio tener que ver esos mensajes y borrarlos de mi correo electrónico!

También me pasé un buen rato hablando por Skype con mi amigo Fernando de Murcia, chateando con Virginia de Madrid y Gastón de Argentina ¡cuanto trabajo!

Entonces me acordé de los viejos tiempos, hace unos quince años…

Cuando en la calurosa Barcelona iba de cita en cita dando el plan a varias personas al día, como allí hay bastante humedad se me mojaba el cuello del traje de sudor, había que ir con corbata claro.

Luego dabas el plan y la gente se quedaba con cara de extrañados porque nunca habían pensado en iniciar un negocio, y menos de algo de algo tan extraño como el network marketing, que parecía una pirámide, vamos, una estafa poco más o menos. ¡Pero no importaba! ¡Lo hacíamos con entusiasmo!

Lo bueno era que le explicabas el negocio a 20, 30, 40 personas y ¡por fín entraba uno! Que luego no trabajaba…

Pero no importaba, ¡Éramos positivos, optimistas!

Ahora tengo que sufrir tanto para conseguir que entren varias personas al mes a mi negocio de red de mercadeo, miles de personas visitan este blog cada mes, sin que yo haga prácticamente nada, y hago mensualmente cientos de contactos interesados, y luego tengo que hablar con los que realmente están interesados, ¡qué pereza!

Si todo fuera como antes…

dscn1714

Esta tarde en el jardín de mi casa… ¡agotador!

Articulos relacionados: